Ciudades ideales para aprender idiomas

Ciudades ideales para aprender idiomas

Estudiar un idioma en particular no se reduce solamente a memorizar reglas gramaticales o dominar una correcta pronunciación. Cada lenguaje guarda tras de sí un universo repleto de costumbres, artes y hasta la gastronomía de sus hablantes. Por ello, no existe mejor excusa para lanzarte a estas ciudades que te mostramos a continuación y aprender su idioma nativo del mejor modo posible.

Italiano

El italiano, junto al francés y el español, es una de las lenguas romances evolucionada a partir del latín vulgar. Por tal razón, estos tres idiomas guardan especial similitud, y teniendo en cuenta además que la pronunciación del italiano es de tipo fonética (se pronuncia como se escribe), quedarás sorprendido de ver cuán fácil es dominar la lengua de Dante Alighieri.

En cuanto a las mejores ciudades para estudiar italiano, te recomendamos acudir a Bolonia, donde su gastronomía tan reconocida (en especial las famosas tortellini o mortadella), combinan con un aire universitario muy propicio. Además, debemos referirnos a Milán, ciudad moderna e histórica, con cuyos habitantes podrás entablar largas y divertidas conversaciones.

Inglés

La lengua franca por excelencia, fruto de la influencia anglosajona en todo nuestro planeta, el inglés domina en los negocios, las ciencias y sobre todo, la industria del entretenimiento. Nacida en la temprana Inglaterra medieval, este idioma forma parte de las lenguas germánicas, y no son pocos los países que lo enseñan como segunda lengua.

En la actualidad, cuentan 54 países que establecen el inglés como idioma oficial, pero para aprenderlo de la mejor manera, debemos dirigir nuestras miradas hacia el Reino Unido. En efecto, Manchester y Edimburgo son las dos ciudades por excelencia para empaparnos de cultura británica, de su fútbol, de sus paisajes tan placenteros y por supuesto, de su acento tan característico. Si quieres viajar al país con una base para no estar totalmente perdido, lo ideal es hacer cursos de inglés antes de ir.

Portugués

Muchas personas descubren en la pronunciación portuguesa cierto toque sensual que lo vuelve un idioma muy fascinante para hablar. Como es sabido, existen dos naciones exponentes de esta lengua: Brasil y Portugal, aunque también podemos mencionar a Cabo Verde, Angola, Mozambique y Timor Oriental, pues en el pasado fueron colonias portuguesas que heredaron este fascinante idioma.

Como curiosidad, debes saber que el portugués contiene el vocabulario más amplio de todos los idiomas en Europa, pero sin duda Rio de Janeiro y Sao Paulo son los destinos más recomendados para volvernos unos expertos lusófonos, además de que podremos disfrutar las bondades de la cultura carioca como sus exuberantes playas y su samba tan contagiosa.

Alemán

Al igual que el inglés, el alemán integra el grupo de lenguas germánicas, y en la actualidad ocupa un 16% de cuota en cuanto a hablantes nativos se refiere dentro de la Unión Europea. Alemania, Austria y Suiza son las ciudades más importantes de la lengua alemana, aunque en total, la cifra de germanoparlantes se distribuye en un total de 38 naciones.

¿Dónde estudiarlo? Pues nada mejor que embarcarse a Berlín, la capital alemana donde los museos reflejan una rica cultura y las universidades brindan oportunidades exquisitas para aprender la lengua. Si en cambio, gustas de un ambiente relajado cerca del mar y disfrutas de la buena música, lo mejor es que reserves un boleto directo hacia Hamburgo.

Francés

El alcance del “idioma del amor” comprende prácticamente todos los continentes del globo terráqueo. Es el segundo idioma de las relaciones internacionales, y según las estadísticas actuales, una legión de más de 274 millones de hablantes hace de la lengua francesa una de las más adecuadas para aprender y dominar.

Por supuesto, si hablamos de ciudades francófonas, no podríamos dejar de mencionar a la mítica París, no solo interesante por su arte tan refinado o su moda, sino porque sus habitantes son muy celosos con el idioma y podrás asimilarlo con mayor rapidez. Adicionalmente, Niza es otro excelente destino. Esta ciudad costera cuenta con una arquitectura medieval digna de disfrutar y una gastronomía realmente envidiable.