Como ahorrar en cada viaje

Como ahorrar en cada viaje

Nuestra pequeña guía de consejos comienza desde el primer momento en que ponemos un pie en el aeropuerto. Existen múltiples opciones para llegar a un mismo destino, y algunas son más económicas que otras, busca alternativas a las diferentes épocas del año, incluso algunos días de la semana son más caros que otros. Nunca te conformes con una sola agencia de viajes.

Viajar en temporada baja es otra opción a considerar, evita los meses veraniegos (septiembre es perfecto) y busca, en la medida de lo posible, efectuar vuelos con escalas si dispones de suficiente tiempo, y combinarlos en función de las tarifas más económicas. Meses antes de partir, deberás reservar un lugar para tu coche en el aeropuerto, y es bueno también viajar con nuestra propia comida y así evitar desembolsar dinero por las que ofrecen a bordo.

Si vas sobrado de peso, existen prendas de vestir diseñadas para transportar objetos de uso personal, con numerosos bolsillos y compartimentos, no obstante comprueba el peso de tu equipaje antes de salir de casa para librarte de sorpresas incómodas en el aeropuerto.

Intercambio de casas de ferias

Para sortear los precios extravagantes de los hoteles, intenta realizar, previamente acordado, un intercambio de casas. Esta es una modalidad muy popular que te permite ahorrar en alojamiento de un modo increíble. A su vez, puedes solicitar servicios de alquiler en casas privadas, y te resultará igual de económico. En sentido general, los destinos turísticos (incluso París o Londres) guardan lugares para comer y dormir ideales si contamos con bajo presupuesto.

Por otra parte, la tecnología juega un papel importante a la hora de ahorrar nuestro dinero. Las aplicaciones disponibles permiten contar con un guía profesional al alcance de la mano, y poder consultar mapas, servicios locales y hasta traductores de idiomas de manera completamente gratuita. A su vez, conviene prestar atención a los descuentos y promociones de museos y galerías de arte a visitar, y contratar un seguro de viaje por espacio de un año, pues resulta mucho mejor que contratar el servicio para cada viaje que realicemos.

Te deseamos la mejor de las suertes.