Disfrutar del País Vasco

Disfrutar del País Vasco

El País Vasco ofrece como pocas regiones del mundo sus tradiciones y encantos a cada visitante. El fuerte nacionalismo de sus habitantes y su fidelidad a su idioma euskera, uno de los más antiguos, lejos de distanciarlos de los turistas los convierte en personas muy cálidas, dispuestas al intercambio sincero.

Ubicado entre el mar Cantábrico y las montañas del norte, el País Vasco y sus tres provincias (Álava, Gipuzcoa y Vizcaya) ofrecen orgullosos sus atributos más íntimos, que prendarán el gusto de todo aquel que se acerque.

Desde la tradicional tala de árboles en sus campos, con un estilo y sentimiento innatos, hasta las maravillas arquitectónicas de cada ciudad, el País Vasco no quedará archivado como una visita más en nuestras vidas sino como una experiencia única que siempre querremos revivir una y otra vez.

País Vasco Vitoria

En Vitoria, su capital institucional, los amantes del arte podremos entender de la A a la Z las peculiaridades de la arquitectura gótica a través del disfrute y recorrido por la catedral.

Por su parte en Bilbao, emblemática ciudad de valientes, el Museo Guggenheim nos recibirá con creaciones que demuestran cómo la ciudad industrial logró ganar también el calificativo de artística.

Otro atrayente destino que no se debe obviar es San Sebastián, donde el visitante rozará la elegancia y el esplendor de casas de descanso de la nobleza como el Hotel María Cristina o, si lo prefiere, la calidad artística de los festivales anuales de Cine y Jazz. Encanto imperdible de esta ciudad erguida entre los montes Igueldo y el Urgull también es la playa de la Concha.

País Vasco San Sebastian

Amén del destino que escojamos, hay costumbres de los vascos que rebasan los espacios chicos. En cualquiera de sus ciudades podremos asistir a tascas y tabernas abarrotadas, en las que degustaremos platos típicos de carne o pescado como los pintxos y tapitas. Igualmente, restaurantes de lujo con chef de renombre mundial no faltarán. El País Vasco es una de las capitales del orbe en el arte culinario.

Dicho todo esto tendremos que coincidir en que visitar, o mejor aún, disfrutar el País Vasco, es una experiencia que todo buen viajero no puede rehusar.