Madrid, la capital del ocio

Madrid, la capital del ocio

La expresión coloquial ¡a quemar Madrid! está más que bien ganada. Si no la hemos usado, de visitar España y pasar por esa ciudad nos veremos obligados a hacerlo porque definitivamente Madrid no es sólo la capital española, sino también la capital del ocio.

Las noches allí prometen diversión a niveles inolvidables con bares, clubes, centros nocturnos, en fin, fiesta en toda la extensión de la palabra. Pero los días pueden ser igual de animados.

Madrid Gran Via

Desde sus abundantes teatros y el llamado “Pequeño Broadway” de la Gran Vía, donde se pueden disfrutar excelentes musicales de diversas latitudes, hasta sus museos pródigos de patrimonio artístico como el de Arte Moderno Reina Sofía, el Thyssen y el renombrado Museo del Prado, Madrid constituye también una ciudad única para el turismo cultural. En ella conoceremos lo mejor de artistas universales como Picasso, Velásquez, Goya, Rubens, entre otros, y podremos ver monumentos y edificaciones relevantes de las distintas corrientes arquitectónicas que marcan la historia del arte. Como ejemplos podrían mencionarse la Plaza de Oriente, el Palacio Real y la Biblioteca Nacional.

Rastro Madrid

Los aficionados a escoger sus destinos por la calidad del comercio, deben sentirse gustosos al saber que las tiendas de la ciudad están calificadas entre las mejores del mundo y que su gastronomía y culinaria se empeñan en no desencantar a ningún visitante, a base de intensas tradiciones. Cocidos madrileños, raciones de callos, y los famosos bocadillos de calamares, son algunos de los platos que estimularán nuestro paladar de tal forma, que ansiaremos no partir nunca.

En cuanto a la idiosincrasia, la ciudad que alberga al club de fútbol más exitoso del siglo XX y por tanto acoge acaloradas discusiones deportivas, también es célebre por los piropos de sus habitantes, la fiesta en los antros de Malasaña, las carnicerías árabes, y sus cañas en cualquier esquina, comercio o negocio. Sin dudas un amplio abanico que la convertirán a nuestros ojos, en el mejor lugar para el ocio y el disfrute.