Trucos para no olvidarte nada en la maleta

Trucos para no olvidarte nada en la maleta

Lo primero es tener bien claro cuánto tiempo estarás fuera de casa, cuáles son las condiciones climáticas del lugar al que vas y si realizarás un viaje de negocios o de placer. Estas interrogantes pueden definir el tipo de ropa que lleves así como el tamaño de tu equipaje. En cualquier caso, redacta una lista de aquellas cosas que consideres imprescindibles en tu viaje.

En sentido general, puedes optar por llevar ropa versátil, que puedas utilizar lo mismo para una cena programada o un paseo informal. Del mismo modo, y para que te resulte más fácil combinarlas, elige tonos neutrales para tus prendas. También conviene ubicar al fondo de la maleta aquellas que pesen más, y en la parte superior, envueltas en papel celofán, las que se estrujen con mayor facilidad.

Muchas personas acostumbran a llevar ropa de repuesto para posibles imprevistos y cargan su maleta de cosas innecesarias. Similarmente ocurre con las toallas, las zapatillas o los jabones, objetos estos que podemos encontrar en los hoteles y no necesitamos cargar con nosotros.

Claves para no olvidarte nada en la maleta

En cuanto a la maleta, elige un modelo blando si realizarás un corto viaje, o uno duro y resistente si se trata de un destino lejano que implique varias escalas. Además, conviene contar con una valija que posea varios compartimentos, de modo que puedas organizar tu ropa entre sucia y limpia, o casual y de negocios.

Asegúrate de colocar tus zapatos de manera opuesta entre ellos para optimizar el espacio, envuélvelos en una bolsa para que no ensucien el resto del equipaje y utiliza sus interiores para almacenar otros objetos. Aquellas prendas más grandes, como botas, sombreros y abrigos, puedes llevarlos puestos para ahorrar espacio.

Finalmente, prueba a colocar las camisas con los cuellos desdoblados y encierra los cosméticos en una bolsa o compartimento aparte, sobre todo los líquidos, si bien lo más ideal es llevarlos en tu equipaje de mano, junto a dos o tres prendas interiores y demás objetos de primera necesidad.