Qué ver en Ajaccio en un día de crucero

Si vas a disfrutar de la belleza de Ajaccio a través de un crucero, estás de suerte. Es una ciudad preciosa de Francia, de aquí que poco a poco se esté poniendo de moda. Si todavía no la conoces, no lo dudes y visitala a través de un crucero. 

¿Por qué visitar Ajaccio en un día de crucero? 

La mejor manera de disfrutar de la costa mediterránea y sobre todo de Ajaccio es a través de un crucero. El mismo no solo permite disfrutar de la belleza de esta ciudad, sino de otras muchas ciudades a través de las diferentes paradas.  

Lo que sí queremos que sepas es que, si el crucero que has elegido por el mediterráneo cuenta con escala en Ajaccio, no debes desaprovechar la oportunidad de disfrutar de esta preciosa ciudad. No importa si optas por visitarla por libre o a través de una excursión programada por el propio crucero. Lo importante es que la visites para que puedas tener la certeza de que realmente vas a disfrutar de su belleza. 

Si estás buscando un crucero para visitar Ajaccio, te recomiendo usar el buscador de CrucerosMediterraneo. Poniendo en el buscador Ajaccio te mostrará los mejores cruceros que hacen escala en la ciudad. Además, si añades fechas y otros filtros podrás encontrar con gran facilidad el crucero que te interesa. No lo dudes, usa siempre un buen buscador y así encontrarás el crucero que buscas para disfrutar de unos días de vacaciones. 

¿Qué ver en Ajaccio en un día de crucero? 

Ahora vamos a mostrarte las cosas que puedes ver en Ajaccio en un día. Como podrás descubrir, es una ciudad llena de cosas que ver. Prográmate bien la visita para sacar el máximo jugo a esta bonita ciudad. Una vez más te comento que no te va a defraudar.  

1- Museo Fesch 

El Museo Fesch, situado en el corazón del centro histórico, destaca como un auténtico tesoro cultural gracias a su impresionante colección de arte italiano, reconocida como una de las más importantes de Francia. Aquí, los visitantes pueden sumergirse en la riqueza artística de maestros consagrados como Botticelli, Tiziano y Bellini, cuyas obras maestras adornan las galerías del museo, ofreciendo una experiencia única para los amantes del arte. 

No solo se trata de una exhibición permanente, sino que el Museo Fesch también se distingue por sus exposiciones temporales, que se renuevan periódicamente. Estas exposiciones añaden una capa adicional de diversidad y frescura a la experiencia, permitiendo a los visitantes descubrir nuevas perspectivas y apreciar la evolución del arte italiano a lo largo del tiempo. Así, el museo se erige como un espacio dinámico que va más allá de ser simplemente un repositorio estático, manteniendo su relevancia y atrayendo a aquellos que buscan una inmersión completa en la riqueza cultural. 

Para los amantes de la cultura, una visita al Museo Fesch se convierte en un viaje fascinante a través de la creatividad italiana, enriqueciendo no solo el conocimiento sino también la apreciación estética. Este sitio imperdible no solo resguarda obras maestras, sino que también se renueva constantemente, ofreciendo a los visitantes una experiencia artística en constante evolución. 

2- La Capilla Imperial 

Justo a unos pasos del Museo Fesch, se encuentra la Capilla Imperial, erigida en la segunda mitad del siglo XIX con el propósito de servir como lugar de descanso para los restos de la familia Bonaparte. Este sitio histórico no solo destaca por su función funeraria, sino también por la notable ornamentación que lo distingue. Los detalles dorados y los frescos que adornan las paredes le confieren a la capilla un carácter distintivo, convirtiéndola en un destino que vale la pena explorar. 

La Capilla Imperial no solo es un testimonio arquitectónico, sino también un vínculo tangible con la historia de la familia Bonaparte y, por extensión, con la época napoleónica. La meticulosa elaboración de los detalles decorativos refleja la importancia atribuida a este lugar como un tributo conmemorativo. La visita a la capilla proporciona una experiencia enriquecedora al sumergirse en la intrincada conexión entre la historia, la arquitectura y la conmemoración familiar. 

Además de su significado histórico y artístico, la Capilla Imperial ofrece a los visitantes un ambiente de serenidad y reflexión. La combinación de su diseño arquitectónico y la cuidadosa disposición de los elementos visuales crea un espacio que invita a la contemplación, proporcionando a quienes la visitan una experiencia que va más allá de la mera observación artística. 

3- El puerto de Tino Rossi 

El puerto de Tino Rossi, estratégicamente ubicado al pie de la ciudadela de Ajaccio, emerge como un espacio encantador ideal para pasear y sumergirse en la atmósfera típicamente mediterránea. La contemplación de las embarcaciones de recreo amarradas allí, especialmente durante las regatas que se celebran a lo largo del año, añade un toque vibrante a la experiencia. Además de la pintoresca vista marítima, la zona circundante alberga numerosos bares y restaurantes, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de deleitarse con especialidades locales mientras disfrutan de la serenidad del entorno. 

Este pintoresco enclave no solo brinda una perspectiva única del puerto y sus actividades náuticas, sino que también invita a explorar la riqueza gastronómica de la región, convirtiéndolo en un destino imperdible para aquellos que buscan combinar la belleza marítima con la exquisita oferta culinaria local. 

4- La casa Bonaparte 

La Casa Bonaparte, ubicada en Ajaccio, es un sitio imperdible para quienes exploran la ciudad, especialmente para aquellos interesados en la historia y el legado de Napoleón. Se trata del lugar de nacimiento del emperador francés, y ha sido convertida en un fascinante museo que narra la historia de la familia imperial. Al recorrer sus estancias, los visitantes tienen la oportunidad de sumergirse en la vida de Napoleón y su familia, explorando diversos objetos que pertenecieron al ilustre personaje. La Casa Bonaparte ofrece una experiencia enriquecedora y auténtica para los amantes del patrimonio corso y para todos aquellos que deseen conocer más sobre la impactante figura de Napoleón Bonaparte. 

Este lugar histórico se erige como una parada esencial en Ajaccio, brindando a los visitantes la posibilidad de conectar con la herencia de Napoleón y comprender mejor su impacto en la historia francesa y mundial. La transformación de la residencia en un museo ha preservado y presentado de manera cuidadosa el legado de la familia Bonaparte, convirtiéndola en un destino cultural que ofrece una visión única de la vida de uno de los personajes más influyentes de la historia europea. 

5- Paseos en barco desde el puerto 

Si estás interesado en explorar Ajaccio y sus alrededores de una manera diferente, te recomendaría considerar un paseo en barco. Hay varias empresas que ofrecen excursiones a destinos como las Islas Sanguinarias, las Calanques de Piana o el Golfo de Oporto.  

Estos cruceros no solo te brindarán la oportunidad de disfrutar de impresionantes paisajes naturales, sino también de maravillarte con la abundante vida marina que caracteriza a las aguas de Córcega. Además, podrás obtener una perspectiva única de la región desde el mar, lo que añadirá una dimensión especial a tu experiencia de descubrimiento 

6- Mercado de Ajaccio 

Si quieres disfrutar de los sabores auténticos de la zona y tener la oportunidad de conocer a los productores locales, te recomiendo que visites el mercado de Ajaccio. Este mercado tiene lugar todas las mañanas en la plaza Foch y ofrece una amplia variedad de productos típicos de Córcega, como embutidos, quesos, aceitunas y miel.  

Además de deleitarte con estas delicias, puedes aprovechar la ocasión para adquirir algunos souvenirs artesanales, como cuchillos tradicionales o cerámica. Sin duda, es una experiencia que te permitirá sumergirte en la autenticidad de la región y llevar contigo recuerdos especiales de tu visita. 

7- Islas Sanguinarias 

Las Islas Sanguinarias se encuentran en la entrada del golfo de Ajaccio y conforman un conjunto de cuatro pequeñas islas rocosas. Puedes llegar a ellas tanto en barco como siguiendo el sendero costero.  

Estas islas brindan vistas impresionantes del mar Mediterráneo y son el hogar de diversas especies de aves marinas. Además, el lugar es conocido por sus espectaculares puestas de sol, que tiñen las rocas de un tono rojizo, creando un ambiente único. 

8- Playas de Ajaccio  

Ajaccio cuenta con una costa excepcional que se extiende a lo largo de magníficas playas de arena. Entre las más reconocidas se encuentra la playa de Saint-François, ubicada en el corazón de la ciudad, y la playa de Ricanto, que posee un ambiente más salvaje y atrae especialmente a los entusiastas de los deportes acuáticos.

Si te aventuras un poco más, encontrarás otras playas menos concurridas, pero igualmente encantadoras, como Capo di Feno o Porticcio. Explorar estos rincones menos conocidos puede añadir una experiencia única a tu visita, ofreciendo una perspectiva más tranquila y auténtica de la belleza costera de Ajaccio.